Hvar | ¿Qué islas ver en Croacia?

HVAR ISLAS CROACIA

1244. Este es el número de Islas que posee Croacia.

Para un viajero que se está planeando una visita a este precioso país, se traduce en indecisión: Que islas ver? Me dará tiempo a ver más de una? Cuanto tiempo hay que dedicarle? Etc..

Nosotros tuvimos las mismas dudas, además, tampoco contábamos con tiempo para verlas todas (ni de lejos) así que tuvimos que escoger. Nuestra elección: Hvar.

Que nos llevó a ir a Hvar (pronunciado como “Cuar”) en lugar de a Korcula, Brac o Mljet?

En primer lugar, desde Split, dónde nos alojábamos, hay una hora de catamarán hasta la capital de Hvar (que también se llama Hvar). Este fue uno de los puntos clave: No queríamos estar la mitad de nuestro día en un ferry para ir y volver a una isla (así descartamos Mljet o Korcula).

Estos barcos rápidos empiezan a salir desde las 7:40 de la mañana desde Split (puerto marcado en el mapa) y regresan bastante tarde (así, se puede aprovechar muy bien el día). Los trayectos en ferry los organizan dos compañías: Jadrolinija y Kapetan Luka (horarios de los ferris entre Split-Hvar).

ISLAS CROACIA

Otro de los motivos que hacen de Hvar un lugar de ensueño que no os podéis perder, y que nos enamoraron perdidamente son las Islas Pakleni. Las islas Pakleni son un archipiélago de pequeñas islas e islotes muy cercanos a Hvar capital a las que se puede acceder con lancha (taxiboat) por unas 50kn por persona ida y vuelta (7€). Estas islas poseen playas recónditas, aires mediterráneos, tranquilidad y belleza absoluta.<

 

Hvar tiene además el honor de ser el lugar más soleado del adriático, es uno de los principales productores de Lavanda del mundo y además, la ciudad es un museo en sí ya que todas las culturas que han estado en la isla, han ido dejando trazas de sus estilos. Podemos encontrar edificios renacentistas, góticos y muchos toques venecianos. Además, está coronada por un fabuloso castillo que se usaba como defensa de la ciudad!

En resumen, Hvar es una isla soleada, con olores mediterráneos, aguas cristalinas y vistas de un precioso pueblo de mármol blanco con aires venecianos… Creo que queremos volver.

Pero, que hicimos nosotros en Hvar para que nos enamoráramos hasta la médula de la isla?
La historia empieza en nuestro apartamento en Split, salimos muy temprano para llegar al puerto. El uber desde casa al puerto nos costó unos 4€ en total. El punto de venda de los billetes de ferry os lo hemos dejado marcado en el mapa, allí mismo nos indicaron dónde esperarnos para tomar el barco. El billete se compra para ese mismo día y se indica la hora de salida.

Una vez en Hvar, nos dejaron en una punta del muelle y nos dirigimos tranquilamente bordeando el puerto hasta la plaza principal, al lado de la catedral de San Esteban. Todo ese recorrido está lleno de taxi-barcos para ir a las islas Pakleni que ofrecen diversos tipos de tours. Muchos de estos taxis te llevan a una de las islas/playas por la mañana (tienen varios horarios) y te devuelven sobre las 4-5 de la tarde. La verdad es que no nos acababa de convencer el plan. Nuestra solución y epifanía llegó en forma de un chico alto que ofrecía alquileres de lanchas. Por 100kn por persona (400kn totales) podíamos disfrutar de un día entero de barco para ir dónde quisiéramos (de las islas Pakleni, obviamente) y conducido por nosotros mismos.

Como no teníamos ningún tipo de experiencia de navegación más que en un bote de remos, estábamos un poco dubitativos. Así que aprovechamos para subir a la fortaleza española para “ver las cosas con perspectiva” (véase el doble sentido 🙂 ). La subida por las callejuelas de Hvar fue preciosa. Las calles de piedra blanca y marmol desprenden un encanto especial que se complementan con los aires a pino y flores. Como era temprano y no había demasiada gente, pudimos tomar todas las fotos que quisimos.

 

No llegamos a entrar a la fortaleza. Entre que la entrada valía 40kn, las opiniones de internet no decían nada del otro mundo sobre ella y que las vistas ya eran muy chulas desde la base, después de lanzar una moneda al aire para decidir, acabamos invirtiendo ese dinero en el alquiler de la lancha. Así que bajamos a buscar a nuestro nuevo amigo, el comercial de los barcos.

Otras compañías ofrecían precios más altos por lo que es posible que tengáis que regatear un poco para conseguir el mejor chollo. Una vez acordado el precio y pagado en efectivo, nos dió una de las pequeñas lanchas que tenían allí atracadas y nos enseñó las maniobras básicas de conducción, de lanzamiento del ancla y de aparcamiento, además de un par de nudos marineros. A partir de allí, nos dijo las que creía que eran las mejores playas para visitar y nos deseó buen viaje.

Hvar Islas croacia

Esas 400kn fueron las mejores invertidas de todo el viaje. Como el agua estaba plana y hacía buen tiempo, pudimos recorrer todos los rincones que quisimos. Primero atracamos cerca de una de los islotes, en medio de la nada porque el agua estaba tan irresistible que nos tiramos directamente. De allí, fuimos a la isla de Mlini.

Mlini es todo lo que puedes buscar de una playa de Croacia. No creo que haya ninguna foto que le hiciera justicia. Nos bañamos en un agua turquesa con un paisaje repleto de islas delante de nosotros. Además, como habíamos llegado bastante temprano estuvimos muy tranquilos. Eso sí, como en toda la costa croata, necesitamos nuestros escarpines, ya que es mayoritariamente de piedra.

Allí en Mlini, comimos pescado fresco riquísimo en el restaurante de la isla a pocos metros del agua y lo mejor, barato! No parábamos de pensar la suerte de estar en un lugar así dónde aún no se ha masificado el turismo y poder sentir la esencia del lugar con todos los sentidos.
Después de explorar la isla, de unos 100 metros de largo, cogimos el barco y nos movimos a ver otras calas de la siguiente isla. Como íbamos con nuestro barco, paramos dónde quisimos y nos bañamos una y otra vez en sitios completamente desiertos.

Ya sobre las 5 y habiendo disfrutado como enanos, nos dirigimos al puerto de Hvar a devolver nuestro barquito. Aprovechamos hasta las 8 cuando salía nuestro ferry para perdernos por las preciosas callejuelas de Hvar, comprar un poco de lavanda y tomarnos unos helados.

Aunque en Hvar disfrutamos “solo” de la ciudad y de las islas Pakleni, la isla puede ofrecer mucho más. Con más tiempo, poder descubrir la zona interior de campos de lavanda hubiera sido genial. Hvar tiene también una zona denominada patrimonio de la humanidad cerca del segundo pueblo más importante, Stari Grad. Por toda la costa este de la isla, existen varias calas que mercen ser descubiertas, además del tranquilo pueblo de Jedra. A estos dos pueblos se puede acceder con autobús desde Hvar (con conexiones un poco malas según lo que hemos leído) o también con ferry en el caso de Stari Grad, desde Split.

Como nos dejamos todo esto por ver, ya tenemos excusa para volver y acabar de hacer un post muy completo sobre Hvar.

HVAR CROACIA FORTALEZA

DÓNDE DORMIR

Después de nuestro intenso día por el centro de Croacia descubriendo sus bellos pueblos costeros, nos fuimos hacia Split, dónde nos alojamos las dos siguientes noches para poder disfrutar de las islas más cercanas a esta ciudad. Nos alojamos en el Apartamento Dalmacija, situado a 30 minutos del centro de Split. Queríamos un apartamento no muy céntrico para poder aparcar el coche sin pagar, ya que para nuestros días por las islas y por Split no era necesario el coche. Este apartamento es muy amplio y cumple con todo lo necesario. Aún así, no nos hubiera importado estar más cerca del centro, por eso os dejo un par de apartamentos que nos parecieron interesantes pero que no estaban disponibles.

RESERVAR APARTAMENTO DALMACIJA

RESERVAR APARTAMENTO LELA II

RESERVAR APARTAMENTO PALACIO DIOCLECIANO

Nuestra organización en nuestro viaje por Croacia:

Captura de pantalla 2018 12 04 a les 17.48.00

Captura de pantalla 2018 12 04 a les 17.48.20

Captura de pantalla 2018 12 04 a les 17.48.27 1

Captura de pantalla 2018 12 04 a les 17.48.33 1

Captura de pantalla 2018 12 04 a les 17.48.46

Captura de pantalla 2018 12 04 a les 17.49.42

DESCUBRIR EL VIAJE ENTERO A CROACIA

Newsletter

¿Quieres estar al día de nuestros planes?




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.