Aunque el avión nos permite ir de punta a punta del mundo en pocas horas, hay veces que un viaje en coche por lugares más cercanos te invitan a descubrir muchos rincones que de otro modo, no verías jamás. La zona de Zaragoza y Guadalajara posee muchísimos lugares muy especiales que nos hacen retroceder a épocas de caballeros o de árabes poblando la península. Y qué mejor escapada que disfrutar de estos rincones con un viaje de carretera?.

Puente de piedra

Día 1. Zaragoza

Nuestro primer destino fue Zaragoza capital. Nada más salir del trabajo, cargamos el coche y nos dirigimos hacia allí. La capital Aragonesa es mucho más que la basílica del Pilar. Llegamos lo suficientemente temprano como para admirar uno de los edificios más bonitos y con más encanto de la ciudad, la Alfajería.
Tanto su parte árabe (mudéjar), más antigua, como la construida por los reyes católicos, se encuentran muy bien conservadas. Merece la pena darse un baño de historia y disfrutar del contraste de estas dos arquitecturas en un mismo edificio.

 

Después de dejar nuestras cosas en el Hotel, aprovechamos para dar una vuelta por el casco antiguo y comer unas tapas por la zona del Tubo. El Tubo es una pequeña zona dentro del casco antiguo de Zaragoza famosa por sus bares y restaurantes, el mejor lugar para disfrutar de su gastronomía. Nos habían recomendado ir al restaurante de “La bula” o a la “Cantina Borago” pero por disponibilidad (estaban muy llenos), acabamos en el “Méli Melo”. Podemos decir que acertamos de lleno, la comida estaba riquísima y ambiente genial en pleno centro de la ciudad. Tenéis todas las ubicaciones de los restaurantes al final del post por si os animáis a hacer ruta gastronómica.

 

En nuestro recorrido nocturno por Zaragoza, acabamos paseando por el Puente de Piedra y admirando el Pilar iluminado.

Palacio de la Aljaferia

Día 2. Zaragoza – Torija – Hita – Sigüenza

Por la mañana, después de desayunar, nos dirigimos hacía el monumento principal de la ciudad, la Basílica de nuestra señora del Pilar. El Pilar es uno de esos sitios en los que no se necesita devoción para poder admirar su majestuosidad. En pocas palabras, es impresionante y sobrecogedora. Es muy recomendable tomar el ascensor de cristal para tener unas vistas fantásticas de la ciudad y del Ebro.

Acabada la visita a la basílica del Pilar, cogimos el coche en dirección Guadalajara. Teníamos apuntados varios pueblos interesantes para visitar por la zona, así que con la excusa, hicimos una visita rápida a algunos de ellos. Nuestra primera parada fue en Torija. Torija es un pueblo con mucho encanto que además, posee un castillo fantásticamente restaurado. El interior del castillo es actualmente el centro de interpretación turística y algunas de sus plantas se han convertido en museo, mostrándonos un poco de la historia del lugar. Nos pareció una visita muy interesante. Al salir, paseamos por el pueblo, visitando su plaza mayor y las pequeñas callejuelas colindantes. Aunque no es un pueblo demasiado grande, encontramos bastantes rincones que nos llamaron la atención.

Desde Torija, nos dirigimos a otro pueblo con un gran patrimonio medieval, Hita. Hita es un pequeño pueblo a las faldas de una colina coronada por los restos de un antiguo castillo. Uno de los lugares más emblemáticos de Hita es la puerta de Santa María. Esta puerta está maravillosamente conservada y da un aire muy señorial al lugar. De las antiguas murallas que rodeaban el pueblo, han podido conservarse unos 500 metros. Otro de los lugares característicos de Hita es el Palenque. Esta estructura vecina a la muralla es dónde se celebraban las justas de caballeros. Actualmente, en las ferias medievales, se usa para hacer representaciones de estos grandes espectáculos.

.

 

Siguiendo nuestra ruta medieval, llegamos a Sigüenza. Esta pequeña ciudad de Castilla la Mancha nos cautivó por completo. Posee una historia cultural riquísima, con un punto álgido en la edad media. Fue un placer poder visitar la catedral de Santa María, una construcción gótica con toques defensivos (tiene unas grandes torres protegiendo la entrada como si fuera un castillo). Dímos una vuelta por el castillo, dónde os podéis quedar a dormir si queréis y finalmente, paseamos por la ciudad admirando lugares emblemáticos como su plaza mayor o el convento de las Ursalinas. No le pudimos dedicar tanto tiempo como quisimos, sobretodo porque en las fotos no se aprecian los detalles como la tranquilidad o la gastronomia, esas cosas que hacen de un sitio bonito, un recuerdo inolvidable.
Como ya teniamos una excursión a pié planeada, no visitamos (y que nos perdone Félix Rodriguez de la Fuente) el parque natural del Barranco del río Dulce. Con varias rutas para todos los niveles, este parque natural tiene que estar en vuestra lista de cosas que hacer en la visita por la zona de Guadalajara, sin ninguna duda.

 

Finalmente, acabamos el día en Alhama de Aragón, donde nos alojamos. Ya por el nombre se puede intuir la fuerte influencia árabe que posee este pueblo. Pasear por su casco antiguo repleto de ese estilo mudéjar que tanto nos gusta, cerró un día perfecto.

Cueva de la cascada

Día 3. Calamarza – Jaraba y Barranco de la Hoz seca – Monasterio de Piedra

Nos levantamos con el sonido de los pájaros y esa sensación de energía con la que la gente de ciudad nos levantamos al dormir en lugares más rurales. Así, emprendimos la aventura hacia el monasterio de Piedra.

 

Nos habían recomendado unos pueblos bastante apartados que quedaban de camino al Monasterio de Piedra y como no sabemos decir que no a una aventura, nuestra primera parada fue Calmarza. Visitamos el cañón erosionado por el río Mesa y el Mirador de buitres. Es uno de los mejores sitios para observar estas aves carroñeras de la zona, un espectáculo digno de admirar. Muy cerca está el pueblo de Jaraba. Estos dos municipios se conectan por el Barranco de la Hoz seca.

 

Barranco de la Hoz

Con unas inmensas paredes verticales, podemos recorrer el Barranco de la Hoz seca durante unos 3 Km. En nuestro caso, nos desviamos a la derecha para subir hasta el mirador del río Mesa. Desde allí, se puede apreciar la altura y el enorme contraste entre la parte inferior y superior de este barranco. Fue una experiencia totalmente sorprendente. Jaraba es además muy conocido por sus balnearios y aguas medicinales, una buena opción para aquellos que tengáis más días y queréis pasar un rato de relajación en aguas termales.

 

Des de allí ponemos rumbo hacia Nuévalos, un pequeño pueblo que destaca por su embalse de la Tranquera. Este embalse crea un paisaje muy bonito alrededor del pueblo, convirtiéndose en otro de esos lugares en los que paramos el coche y bajamos a hacer fotos y disfrutar del paisaje.

Cascada Monasterio de piedra

Si el Parque Natural del Monasterio de Piedra es el paraje natural más buscado en google dentro España será por algo. El río Piedra desciende por los aledaños del monasterio creando un sinfín de cascadas, saltos de agua y un oasis verde en el corazón de Aragón. Posiblemente sea esta mezcla entre los diferentes tipos de paisaje que podemos encontrar en este parque lo que llama tanto la atención al viajero. Disfrutamos de cascadas increíbles como la de la caprichosa o la cola de caballo (esta última además con una cueva interior preciosa por la que podemos pasear y sentir que estamos dentro de ella) y de rocas interminables que han sido erosionadas por el agua durante años dejando unos diseños impresionantes.

Iglesia Monasterio de Piedra

Finalmente, visitamos el Monasterio del parque. Fundado hace más de 800 años, aun es posible visitar una gran parte de las estancias eclesiásticas ya reformadas como por ejemplo el claustro, la iglesia o las galerías. Aunque la iglesia conserva solo una parte de la bóveda ya que esta está parcialmente derrumbada (no se sabe con exactitud si debido a un bombardeo durante la guerra de la independencia o por el terremoto de Lisboa), el entorno posee un encanto muy especial, sobretodo en días soleados. A parte, por el interior del edificio, se han realizado tareas de difusión de la vida en el monasterio durante la edad media que incluyen todo tipo de artilugios, reproducciones y explicaciones. En ningún momento se nos hizo pesada la visita y mereció la pena la visita para disfrutar del arte arquitectónico del monasterio y conocer un poco más de su historia.

 

Al finalizar el recorrido por el parque encontramos una zona habilitada para el espectáculo con aves rapaces. No los hacen durante todo el años y suelen hacer por la mañana a unas horas concretas, pero vale la pena esperar un poco para disfrutar de él. En nuestro caso, vimos aves como búhos, buitres, águilas y halcones. Una pasada de espectáculo y todos pasando a escasos centímetros de nosotros.

Aves Rapaces Monasterio de Piedra

Especificaciones de la ruta

 

  • Actividades
    • Palació de la Aljafería
    • Castillo de Torija
    • Festival Hita: Se celebra todos los años el primer sábado de julio y se trata de una fiesta de estilo carnavales, dónde se representan escena diaria y de lucha de la época.
    • Parque natural del Monasterio de Piedra
    • Espectáculo aves rapaces:
      • Del 16 de marzo al 9 de julio: 11.30 – 13.00 – 16.30
      • Del 10 de julio al 10 de septiembre: 11.30 – 13.00 – 17.30
      • Del 11 de septiembre al 1 de noviembre: 11.30 – 13.00 – 16.30
    • Brihuega: Para los que os animéis a hacer este viaje en Julio, os recomendamos pasar por Brihuega. En Julio se completa la floración de los campos de lavanda de esta zona y el paisaje es impresionante.

 

Resúmen

Día 1. Zaragoza

Zaragoza

  • Palacio Alfajería
  • Casco antiguo
  • Basílica del Pilar
  • Puente de Piedra
  • Ruta gastronómica

 

Día 2. Zaragoza – Torija – Hita – Sigüenza

Torija

  • Castillo

Hita

  • Puerta de Santa María
  • Murallas

Sigüenza

  • Catedral Santa María
  • Barranco del río Dulce

Día 3. Calamarza – Jaraba y Barranco de la Hoz seca – Monasterio de Piedra

Calamarza

  • Castillo

Jaraba

  • Barranco de la Hoz seca
  • Mirador del Río Mesa
  • Balnearios

Nuévalos

  • Embalse de la Tranquera

Parque natural del Monasterio de Piedra

  • Parque natural
  • Monasterio

Resúmen

Día 1. Zaragoza

Zaragoza

  • Palacio Alfajería
  • Casco antiguo
  • Basílica del Pilar
  • Puente de Piedra
  • Ruta gastronómica

 

Día 2. Zaragoza – Torija – Hita – Sigüenza

Torija

  • Castillo

Hita

  • Puerta de Santa María
  • Murallas

Sigüenza

  • Catedral Santa María
  • Barranco del río Dulce

Día 3. Calamarza – Jaraba y Barranco de la Hoz seca – Monasterio de Piedra

Calamarza

  • Castillo

Jaraba

  • Barranco de la Hoz seca
  • Mirador del Río Mesa
  • Balnearios

Nuévalos

  • Embalse de la Tranquera

Parque natural del Monasterio de Piedra

  • Parque natural
  • Monasterio

[the_ad id=»4384″]

Newsletter

¿Quieres estar al día de nuestros planes?




Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.