Acantilados, aguas cristalinas, calas escondidas, casitas de pescadores… El camino de ronda de la costa de Cataluña gana cada año más seguidores gracias a que cuenta con todos los elementos para hacernos sentir en un anuncio de “Estrella Damm”. La mezcla de andar por la montaña entre bosques de pinos mientras notamos la brisa marina y nos podemos ir dando algún que otro baño en un paisaje idílico, convierte esta ruta, un lugar ideal para aparcar la rutina.

Camino de Ronda Playa Castell

Nuestra ruta empieza en la Cala de la Fosca (Palamós). Empezamos tomando las escaleras que quedan a la izquierda de este cala y lo primero que nos encontramos es el Castillo de San Esteban de Mar. Aunque se encuentra en ruinas y vallado, mantiene el aire imponente en el acantilado sobre el que está construido. A pocos pasos de distancia está ubicada la cala de s’Alguer. Esta cala es característica por estar formada por guijarros de roca en lugar de Arena. Siguiendo el camino desde la cala de s’Alguer hasta la pineda d’en Gori, se puede disfrutar de unas vistas magníficas de la costa escarpada.

Castillo de San Esteban de Mar, Palamós

Siguiendo las indicaciones hacia la “Playa del Castell” desde la pineda, pasaremos por delante de unas casas típicas de pescadores. Estas se encuentran completamente reformadas y dan un aire encantador al paisaje. Desde las casitas, el paseo hasta la Playa del Castell es muy tranquilo, casi sin desnivel y completamente bien indicado. Es recomendable llevar agua ya que no hay fuentes por el camino y una gran parte de éste se realiza sin muchas sombras dónde refugiarse.

Cala Costa Brava Palamós

Cala camino de ronda

Al llegar a la playa del Castell podemos ver que estamos en mitad de una de las zonas más vírgenes de la Costa Brava.

 El camino de ronda prosigue en la misma dirección, bordeando la costa. A partir de este punto, el desnivel de la ruta es un poco mayor que el del tramo anterior.

Pocos metros después de dejar la playa del Castillo, nos encontramos un Poblado Íbero muy bien conservado. Este Poblado se encuentra situado en un pequeño saliente de un acantilado, con unas vistas preciosas. Como la costa no es demasiado profunda por la zona próxima al acantilado, cuando el agua está tranquila se pueden apreciar miles de tonalidades de azul en el mar.

Si seguimos por el camino dirección a Calella de Palafrugell, nos vamos encontrando calas estupendas en las que podemos hacer un descanso o finalizar en cualquier momento nuestra ruta, depende de lo que nos enamoremos de cada rincón (¡nosotros tuvimos que hacer la ruta 4 veces hasta poder llegar a Calella!)

Al llegar a la playa del Castell podemos ver que estamos en mitad de una de las zonas más vírgenes de la Costa Brava.

 El camino de ronda prosigue en la misma dirección, bordeando la costa. A partir de este punto, el desnivel de la ruta es un poco mayor que el del tramo anterior.

Pocos metros después de dejar la playa del Castillo, nos encontramos un Poblado Íbero muy bien conservado. Este Poblado se encuentra situado en un pequeño saliente de un acantilado, con unas vistas preciosas. Como la costa no es demasiado profunda por la zona próxima al acantilado, cuando el agua está tranquila se pueden apreciar miles de tonalidades de azul en el mar.

Cala camino de ronda

Si seguimos por el camino dirección a Calella de Palafrugell, nos vamos encontrando calas estupendas en las que podemos hacer un descanso o finalizar en cualquier momento nuestra ruta, depende de lo que nos enamoremos de cada rincón (¡nosotros tuvimos que hacer la ruta 4 veces hasta poder llegar a Calella!)

Camino de ronda Palamós - Calella de Palafrugell

Al hacer el camino, observaremos que muchas de las calas no tienen acceso desde tierra. Nos encontramos a una distancia considerable del agua y al ser territorio vírgen, hay algunas que no disponen de escaleras para bajar. Desde la playa del Castell, tenemos la solución fantástica, divertida y genial para ver de más cerca todos estos rincones y además, pasar un muy buen rato. Una aventura en kayak.

Cala Camino de Ronda Kayak

Nosotros hicimos la actividad con la compañía de Kayaking Costa Brava Castell. Salimos desde la Playa del Castell y recorrimos varias calas en dirección a Calella de Palafrugell. Con el mar en calma, pudimos disfrutar muchísimo y bañarnos en sitios completamente inaccesibles a pie. La aventura tubo una duración de unas 3 horas i media y no supuso casi esfuerzo físico, un plan ideal y diferente para toda la familia.

Especificaciones de la ruta

  • Si soys de los que os apasionan los castillos, es posible visitar el Castillo de Sant Esteve de Mar gracias al Museo de las Pesca de Palamós que organiza visitas un domingo al mes. Podreis contactar con ellos a través de este enlace.
  • Se puede iniciar la ruta en la Playa del Castell, ahorrándonos unos 30 minutos de camino. Para aparcar el coche en esta hay un aparcamiento de pago. Dejar el coche allí todo el día, cuesta unos 5€.
  • Para la actividad en kayak, nosotros escogimos la compañía Kayaking, situada en la Playa del Castell, con descuento a través de atrápalo.

DESCUENTO ATRÁPALO

Resúmen

ResumenPC

Resúmen

d1

d5

d2

d3

d4

Newsletter

¿Quieres estar al día de nuestros planes?




Booking.com

Compartir esta entrada

Dejar un Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.